Archivo de la categoría: Blog

Minimaratón Ornitológico a Pie

El sábado 11 de mayo, diez personas nos dirigimos a la Rioja Alavesa con la intención de emprender una buena caminata para detectar el mayor número de especies de aves. Después de las que llevamos a cabo en Vitoria y en el embalse de Ullibarri, es ya el tercer año consecutivo en el que desarrollamos una actividad de este tipo, sin ningún ánimo competitivo.

Comenzamos la ruta aparcando junto a la balsa de El Prado en Laguardia y allí comenzamos a apuntar las especies propias de las choperas y vegetación ribereña que bordean a este humedal. También añadimos diversas aves acuáticas e incluso, fuera de concurso, una de las participantes pudo observar brevemente una nutria que se sumergió y no volvió a aparecer. Visitamos después las lagunas endorreicas de Carralogroño (donde sumamos la focha común, el ánade friso y la cigüeñuela común) y Carravalseca (con chorlitejo grande y correlimos común). Ya era cerca del mediodía cuando abandonamos estos humedales con 48 especies apuntadas.

Tocaba ahora un largo paseo a través de los viñedos para llegar a Lapuebla de Labarca, un paseo en el que destacaron sendos machos de collalba rubia y roquero rojo que, muy cerca uno de otro, nos deleitaron con su bello plumaje. Ya en Lapuebla, los sotos y roquedos del Ebro añadieron unas cuantas especies nuevas, además de un roquero solitario posado en una antena del pueblo como si fuera un estornino. Terminamos la ruta con un listado de 65 especies de aves, varias de ellas propias de esta comarca y que apenas se dejan ver al norte de la sierra de Toloño, aunque, por otra parte, no pudimos detectar otras muy comunes en comarcas más norteñas pero escasas en la Rioja Alavesa, como el petirrojo o el chochín.

Además de entretenida e instructiva, esta actividad resulta útil para conocer con detalle la avifauna de una zona, ya que obliga a prestar atención a cada pájaro que se pone al alcance de nuestra vista o de nuestro oído. La repetiremos.

Especie

1

Ruiseñor común

2

Mosquitero ibérico

3

Cetia ruiseñor

4

Verderón común

5

Curruca capirotada

6

Escribano soteño

7

Urraca

8

Avión común

9

Paloma doméstica

10

Mirlo común

11

Vencejo común

12

Pinzón vulgar

13

Verdecillo

14

Paloma torcaz

15

Papamoscas gris

16

Oropéndola

17

Carricero común

18

Garza real

19

Jilguero

20

Gallineta común

21

Milano negro

22

Rascón europeo

23

Somormujo lavanco

24

Porrón europeo

25

Abubilla

26

Ánade azulón

27

Golondrina común

28

Aguililla calzada

29

Zarcero políglota

30

Pardillo común

31

Aguilucho lagunero

32

Lavandera blanca

33

Buitre leonado

34

Gorrión común

35

Estornino negro

36

Colirrojo tizón

37

Carbonero común

38

Cogujada común

39

Focha común

40

Ánade friso

41

Cigüeñuela común

42

Terrera común

43

Halcón peregrino

44

Escribano triguero

45

Curruca cabecinegra

46

Tarabilla común

47

Chorlitejo grande

48

Correlimos común

49

Bisbita campestre

50

Collalba rubia

51

Roquero rojo

52

Alondra totovía

53

Cernícalo vulgar

54

Perdiz roja

55

Corneja

56

Avión roquero

57

Roquero solitario

58

Martinete común

59

Cormorán grande

60

Andarríos chico

61

Lavandera cascadeña

62

Herrerillo común

63

Cistícola buitrón

64

Gorrión chillón

65

Abejaruco común

VIII Asamblea del Herbario Digital Xavier de Arizaga (HDXA)

Asistentes:
Vitoria: Félix Garaikooetxea, Antonio González, José Ramón López Retamero, Jose Sebastián, Juan Pedro Solis y Pello Urrutia .
Zarautz: Aitor Leiza y Juantxo Unzueta.
Sestao: Javier Elorza, Santi Patino y Jabier Valencia.
Iruña: Miguel Babace, Manuel Becerra y su hijo, Aran, Xabier Egurcegui (Organizador), Mª Angeles Ibargutxi, Joserra Izurriaga y Oscar Pérez de Andueza.

El pasado domingo, 27 de Enero de 2019, celebramos la octava asamblea anual del HDXA.
Parece que fue ayer mismo cuando se celebró la primera en Araia y con 6 miembros del IAN. Yo no asistí a ella, pero me la han contado tantas veces que ya dudo si estuve o no.

En esta ocasión, la organización corrió a cargo de Xabier Egurcegui, residente en Pamplona. La propuesta consistía en partir de Ilundain, en el valle de Aranguren y subir hasta el castillo de Irulegui.
Nos reunimos en el pequeño pueblo de partida los participantes con algunos invitados de Pamplona y el pequeño Aran, que con pocos años ya manejaba con soltura los nombres de muchas orquídeas.

El día estaba fresco y lluvioso, pero partimos hacia un pinar cercano, adornado con esculturas de madera realizadas por los alumnos de un taller-escuela cercano.

El paseo era tranquilo pese a la llovizna, pero nuestro amigo Elorza tuvo un tropezón y se embarró, aunque afortunadamente no fue grave.

Enfilamos el cerro hacia el castillo y, bajo el viento y la nevisca, logramos alcanzar y tomar el castillo de Irulegui, sin bien la defesa del fortín fue escasa.
Paró un poco el temporal y al abrigo de las murallas, pudimos contemplar la preciosa vista de los alrededores. Nuestro amigo Félix tiro de avituallamiento y con un poco de queso, fiambre y bota de vino nos animó el regreso.

Poco a poco, bajo la lluvia, volvimos a Ilundain y enfilamos el camino hacia Pamplona donde teníamos reserva para comer en Casa Paco, en el Casco Viejo.

Después de la opípara comida, José Sebastián nos ilustró sobre las reformas en la página Web y Pello sobre los logros conseguidos este año, como los más de 7000 pliegos, el inicio de la sección Liquenoteca, coordinada por Félix Garaikoetxea y la petición para incluir el HDXA en el registro internacional de herbarios o Index Herbariorum.

A continuación, paseo por Pamplona, café y charla en el mítico Café Iruña de la plaza del Castillo y, posteriormente, cada mochuelo a su olivo.

Día estupendo a pesar del mal tiempo y, demostración, una vez más, que no importa el clima adverso estando en buena compañía y bonitos lugares.

Agradecimiento a Xabier Egurcegui por la buena organización.

Saludos a todos los amigos y socios del IAN y del HDXA

Las limícolas: Amigos y aves en las marismas de Santoña, Victoria y Joyel, en Cantabria

18,19 y 20 de enero de 2019

“La riqueza es la habilidad para experimentar totalmente la vida”

Henry David Thoreau

Un año más, el fin de semana de enero en las marismas de Santoña, Victoria y Joyel, en Cantabria, organizado por Brian y Rocío, hizo nuestras delicias. Y experimentamos totalmente la vida.

La convocatoria de este invierno fue, además,  una gran sorpresa,  ya que el enero pasado nos despedimos mentalmente de poder volver  porque el hostal de Argoños, tan bien situado y tan entrañable,  iba  a cerrar por jubilación y Brian pensaba que iba a ser la última vez,  ya que lo habíamos hecho tantas… así que nos pusimos muy contentos al enterarnos de que volvíamos y que el hostal de Argoños iba a abrir sólo para recibirnos esas dos noches y así  poder pasar tres días in situ.

Salimos el viernes por la tarde en dos coches Brian, Alfonso, Rocío, Maite e Iñaki, que era su primera vez, Teresa, Luis, y yo. Llegamos al anochecer y nos instalamos en Argoños rápidamente para salir a cenar a nuestros sitio habitual en Santoña,  “Los marinos”, un bar-restaurante que no nos falla nunca. Tampoco en esta ocasión.