Archivo de la categoría: Blog

SANTOÑA, FESTIVAL DE LA MIGRACIÓN DE LAS AVES

“Entre la gaviota Patiamarilla y el viento se selló el mismo pacto que entre la luz y el cielo: no son el uno sin el otro.” Joaquín Araujo

Con motivo del Festival de la Migración de las Aves en Cantabria, nuestros amigos Brian y Jose Luis organizaron esta escapada a Santoña. La primera cita era un paseo en la Goleta Cantabria Infinita, una preciosa embarcación construida por su capitán, que utiliza también como residencia habitual.

Salimos dirección alta mar, bordeando los acantilados, refugio de tantas aves. Desde cubierta, pudimos ver el halcón peregrino peinando las rocas con su veloz vuelo. Y en el mar, los alcatraces desafiaban al viento y a las olas seguros y valientes. Un ornitólogo a bordo nos ayudaba a no perder detalle de quién surcaba los cielos. Como despedida de la Goleta, un págalo parásito hizo de las suyas persiguiendo la comida de una gaviota, un espectáculo de la naturaleza que seguro recordaremos con gratitud.

Ya en tierra, nos acercamos al punto de anillamiento, donde pudimos ver y aprender de los pequeños mosquiteros musicales e ibérico, cuyo pequeño cuerpo sorprende haga tan largos viajes. Una vez más, los humanos nos quedamos pequeños. Allí nos encontramos con los maratonianos amigos del IAN que ojo avizor buscaban a los nómadas del viento.

Entre las marismas se dejaban ver varios grupos de agujas colinegras, combatientes, zarapito trinador, garza real, espátula,… buscando siempre las razones del limo.

Llegó la hora de comer y cambiamos la barra de un bar por la del interior de un observatorio, y allí, asomados a las ventanas, disfrutamos mientras comíamos de la presencia cercana de gaviotas, del martín pescador, el cormorán moñudo, el ostrero, vuelvepiedras, chorlitejos… y la inquieta lavandera blanca bordeando las orillas.

Por la tarde, el último paseo desde el convento de Montehano, el águila pescadora nos saludo en el cielo con su poderoso vuelo.
Gracias a nuestros capitanes por la organización de los 14 tripulantes, incluída la pequeña Eunate.

Cetáceos desde Guetaria

Hola amigos. El sábado 15 de septiembre a través de AMBAR, Sociedad encargada del estudio y la conservación de la Fauna marina, hicimos una salida desde Guetaria a 25 millas mar adentro para ver cetáceos. El tiempo, la mar, un buen guía, un buen patrón y también la buena suerte hicieron posible que viéramos delfines mulares, delfines listados, un grupo numeroso de calderones, 3 zifios y el soplo de agua de un rorcual.

La experiencia de ver nadar tan cerca a estos mamíferos esta llena de una emoción que es a la vez respeto y asombro ante la belleza del mar. Una salida muy recomendable, especialmente entre junio y septiembre.
Información http://www.ambarcetaceos.com/

Excursión a Valderejo

El día 14 de julio dentro de la actividad “Conociendo los Parques Naturales” se celebró la visita naturalística al Parque Natural de Valderejo. En un día espléndido, una vez que se llegó al pueblo de Lalastra, el grupo tomó rumbo al pueblo despoblado de Villamardones donde pudimos contemplar el maravilloso ejemplar de tejo (Taxus baccata) presente en la vacía localidad. Posteriormente, nos encaminamos hacia la ermita de San Lorenzo por el sendero que bordea un bosque de haya, pino albar y roble carrasqueño. A medida que nos aproximamos a la ermita diferentes especies de aves nos acompañaban en nuestra excursión: colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros), tarabilla común (Saxicola torquata), pardillo (Carduelis cannabina), collalba gris (Oenanthe oenanthe). Una vez se alcanzó la ermita nos dirigimos a la cumbre de Vallegrull (1226 m.) observando en la ascensión vegetación típica tanto de la altiplanicie (el endemismo ibérico Digitalis parviflora para gozo de Antonio) como de roquedo: gayuba (Arctostaphylos uva-ursi), enebro rastero (Juniperus communis subs. nana).

 

La cima de Vallegrull brindó al grupo una maravillosa panorámica: al sur el Valle de Tobalina ya en Burgos, al norte el Valle de Valderejo, al este la sierra de Arcena y al oeste la peña de Lerón.
En el descenso, el grupo se tomó un respiro en el observatorio de El Cubo ubicado próximo a la charca de Villamardones y enfrente del roquedo de Vallegrull, donde observamos las especies de aves típicas de este hábitat rocoso: chovas, cuervos y la nutrida colonia de buitre leonado.
Fue una auténtica pena que la excursión tuviera que acabar antes de lo previsto, pero compañer@s para volver a Valderejo y disfrutar de sus encantos cuando queráis se repite.
Por último, sólo me queda agradecer la colaboración de todo el grupo: ESKERRIK ASKO, y en especial a Bego y a Nick.
Izaskun Agirre