Archivo de la categoría: Crónica

4ª Salida de Setas 2021

El día 29 de octubre se celebró en la sede del IAN el taller de micología correspondiente a la cuarta salida, en él se habló de la reproducción de los hongos, se estudiaron las diferentes formas de las láminas, pies y las diferentes morfologías de los carpóforos que tuvimos la suerte de poder observar macroscópicamente y organolépticamente. El estrés hídrico tampoco nos dejó recoger muchas especies para poder determinar pero bastaron para estar entretenidos casi 2 horas.

4ª salida de setas del IAN-ANI en 2021

El sábado 30 salimos hacia los montes de Iturrieta 8 personas mirando al cielo, ya que las previsiones eran de intensas lluvias las cuales al final nos dejaron disfrutar de una mañana agradable. Nada más empezar a caminar vimos unos Coprinus comatus en el borde del camino lugar propicio para esta especie, allí nos paramos a observar la diferencia entre ejemplares jóvenes y los que ya estaban licuándose ya que esta especie es delicuescente.
No pensábamos, después de que este mes de octubre fuera tan seco que iríamos a encontrar tantas especies, coprinus, stropharias, clitocybes, mycenas, y otros cuantos géneros que hicieron que la mañana se nos hiciera muy corta.
Almorzamos en el porche de la ermita de Gipuzuri al resguardo de la lluvia y comentando relajadamente sobre biodiversidad y demás.
Volviendo a los coches seguimos viendo tricholomas, entolomas, lycoperdones y otros géneros hasta llegar a casi 50 especies que dada la escasez de lluvias nos dejó asombrados. Daba el reloj la hora de volver y nos daba pena terminar la jornada puesto que los participantes seguían al lado de los coches intercambiando opiniones sin prisa por montar.
Espero que estos talleres y salidas sirvan al menos para concienciar un poco sobre la importancia que tienen los hongos en el bosque, y el respeto con el que nos tenemos que mover en la naturaleza para mantener un equilibrio sostenible.
Por mi parte agradecer a los participantes su buen estar, su paciencia, y sus ganas por aprender sobre este mundo tan apasionante que es el mundo fungi.

Un saludo a todos de Alfonso López de Armentia.

Participantes: Asier, Raúl, Mirari, Dorleta, Flor, José Ramón, Imanol, Alfonso

Especies avistadas:

  • Amanita citrina
  • Amanita muscaria
  • Amanita phalloides
  • Armillaria mellea
  • Biscogniauxia nummularia
  • Cantharellus pallens
  • Clitocybe nebularis
  • Coprinopsis picacea
  • Coprinus comatus
  • Cortinarius sp
  • Crepidotus variabilis
  • Dadealeopsis confragosa
  • Dyatripe disciformis
  • Entoloma lividum
  • Galerina marginata
  • Ganoderma applanatum
  • Gimnopus dryophilus
  • Hebeloma radicosum
  • Himenopellis radicata
  • Hydnum repandum
  • Hydnum rufescens
  • Hygrophorus eburneus
  • Hypholoma fasciculare
  • Hypoxylon multiforme
  • Lactarius blenius
  • Lactarius piperatus
  • Lepiota cristata
  • Lycoperdon pyriforme
  • Marasmiellus ramealis
  • Marasmius rotula
  • Mucidula mucida
  • Mycena crocata
  • Mycetinis scorodonius
  • Pleurotus pulmonarius
  • Ramaria stricta
  • Russula cianoxantha
  • Russula delica
  • Russula nigricans
  • Stereum hirsutum
  • Stereum insignitum
  • Stropharia aeruginosa
  • Trametes versicolor
  • Tricholoma portentosum
  • Tricholoma sulphureum
  • Tricholoma ustale
  • Xylaria hypoxylon
  • Xylaria polimorpha

Fotografías de José Ramón López Retamero.

Amanita muscaria
Armillaria mellea
Armillaria mellea
Biscogniauxia nummularia
Clitocybe nebularis
Clitocybe nebularis
Coprinopsis picacea
Coprinus comatus
Coprinus comatus
Cortinarius sp
Crepidotus variabilis
Crepidotus variabilis
Diatrype disciformis
Galerina marginata
Galerina marginata
Hebeloma radicosum
Hebeloma radicosum
Hebeloma radicosum
Hebeloma radicosum
Hydnum repandum
Hydnum repandum
Hydnum rufescens e Hydnum repandum
Hydnum rufescens
Hydnum rufescens
Lactarius piperatus
Lactarius piperatus
Lycoperdon pyriforme
Marasmius ramealis
Marasmius ramealis
Marasmius rotula
Marasmius rotula
Mycena crocata
Mycena crocata
Mycena crocata (pelos del pie)
Mycena crocata
Russula cianoxantha
Russula cianoxantha
Stereum insignitum himenio
Stereum insignitum
Sthropharia aeruginosa
Tricholoma sulphureum
Xylaria hypoxylon

3ª Salida de setas 2021

El día 15 de octubre se celebró el tercer taller de micología en la sede del IAN, con buena participación y muchas ganas de aprender. En dicho taller pudimos conocer unas cuantas especies de hayedo desconocidas para muchos, que fuimos determinando con ayuda de guías y claves hasta dar con las especies.

El sábado día 16 quedamos a las 8:30 de la mañana para dirigirnos a los hayedos y pinares de la localidad alavesa de Montoria, donde nada más empezar el recorrido empezamos a encontrar típicas setas de los bordes de los caminos como la Stropharia aeruginosa, Conocybe lactea, Psatyrella candolleana entre otras. Por la falta de lluvias de este mes de octubre en el cual las precipitaciones han sido muy bajas, pensábamos que las especies a ver iban a ser limitadas pero las hayas hacen bien su trabajo de recoger las nieblas, que esas sí han sido frecuentes en esa zona.
Encontramos hongos saprófitos y parásitos que nos dieron la oportunidad de comparar sus distintas características para así poder reconocerlos con más facilidad. La mañana iba pasando y seguíamos encontrando ejemplares para estudiar y reconocer tanto es así que Manuel nos tubo que avisar que era tarde ya y no habíamos almorzado, nos dispusimos a dar cuenta del bocadillo rodeados de Suillus, Amanita y Scleroderma que no podíamos dejar de mirar, entrar en el pinar fue una sorpresa muy agradable con cantidad de especies para admirar y fotografiar y si no que se lo pregunten a los fotógrafos que no daban abasto.

En total las especies vistas en la mañana fueron casi 70, muchos datos, mucha información, muchos nombres científicos pero eso sí muy buen ambiente como siempre y contentos por disfrutar en la madre naturaleza de una jornada formidable y corta como siempre, pues la hora de retornar llegó pronto.

Agradezco enormemente a los participantes su paciencia sus ganas y su participación en estos talleres y salidas con los que todos aprendemos de todos y disfrutamos del buen hacer y de la buena compañía.

Listado de participantes:
Maite Lasa, Manuel, Alexander, Ander, Asier, María José, Margarita, Juan Pedro, José Ramón, Flor.

Un saludo Alfonso López de Armentia.

Especies avistadas:

  • Amanita citrina var. alba
  • Amanita excelsa
  • Amanita phalloides
  • Chroogomphus rutilus
  • Clitocybe clavipes
  • Clitocybe gibba
  • Clitocybe nebularis
  • Clitocybe odora
  • Conocybe apala == conocybe lactea
  • Coprinopsis picacea
  • Coprinus comatus
  • Cortinarius sp.
  • Dyatripe disciformis
  • Galerina marginata
  • Ganoderma applanatum
  • Geastrum triplex
  • Hebeloma crustuliniforme
  • Hydnum repandum
  • Hygrophorus eburneus
  • Hygroporopsis aurantiaca
  • Hymenopellis radicata
  • Hypholoma fasciculare
  • Hypoxylon fragiforme
  • Imleria badia
  • Lactarius blenius
  • Lactarius controversus
  • Lactarius deliciosus
  • Lactarius quieticolor
  • Lactarius rufus
  • Laetiporus sulphureus
  • Lepiota ignivolvata
  • Lepista sordida
  • Lycoperdon echinatum
  • Lycoperdon perlatum
  • Lycoperdon umbrinum
  • Marasmius ramealis
  • Megacollibia platyphylla
  • Mucidula mucida
  • Mycena pura
  • Parasola plicatilis
  • Paxillus involutus
  • Pholiota sp.
  • Pluteus cervinus
  • Poliporus brumalis
  • Psatyrella candolleana
  • Russula délica
  • Russula grisea
  • Russula nigricans
  • Russula sardonia
  • Russula vitellina
  • Scleroderma polyrhizum
  • Stereum hirsutum
  • Stropharia aeruginosa
  • Suillellus luridus
  • Suillus bariegatus
  • Suillus bovinus
  • Suillus luteus
  • Tapinella atrotomentosa
  • Trametes hirsuta
  • Trametes versicolor
  • Tricholoma terreum
  • Tricholomopsis rutilans
  • Xylaria pholimorpha

Fotógrafos: José Ramón López Retamero y Alexander Palomo

Tricholomopsis rutilans
Tricholoma terreum
Tapinella atrotomentosa
Suillus variegatus
Suillus variegatus
Suillus luteus
Suillus bovinus
Suillellus luridus
Stropharia aeruginosa
Scleroderma polyrhizum
Russula sp
Polyporus brumalis
Polyporus brumalis
Mycena pura
Lycoperdon umbrinum
Lycoperdon umbrinum
Lycoperdon perlatum
Lycoperdon perlatum
Lycoperdon echinatum
Lycoperdon echinatum
Lepista sordida
Laetiporus sulphureus
Lactarius quieticolor
Lactarius controversus
Lactarius blenius
Hebeloma crustuliniforme
Hebeloma crustuliniforme
Ganoderma applanatum
Galerina marginata
Cortinarius sp,
Coprinopsis picacea
Coprinopsis picacea
Clitocybe nebularis
Clitocybe clavipes

 

Día de las aves: “Mundo gravera”

Si el Día de las Aves fuera precisamente un ave, aún no alcanzaría la venerable edad de Wisdom, el albatros de Laysan que a sus setenta años pasa por ser el volátil salvaje más viejo del mundo. Pero sí podría ser el alimoche Doce, del que los científicos calculan que, durante sus treinta años de vida, habría recorrido más de 166.000 km migrando anualmente entre Iberia y el Sahel, el equivalente a dar 4,15 vueltas a la Tierra. Es una marca admirable de longevidad y perseverancia, para un ave y para un Día de.

El sistema neuronal humano parece estar preparado para el reconocimiento de patrones y la simplificación de situaciones complejas. No es de extrañar que muchas veces presentemos los problemas de conservación de la biodiversidad como un mero balance entre presiones que llamamos “negativas” y “positivas”. Por el contrario, fallamos irremediablemente a la hora de predecir las repercusiones de cualquier decisión, sobre todo cuando -más allá de las evidencias del corto plazo- se generan cascadas de efectos. Los sistemas ecológicos, con múltiples interconexiones entre elementos, procesos y flujos, son proclives a padecer este tipo de consecuencias encadenadas, pocas veces previstas. Todo un “mundo” de relaciones y resultados paradójicos. Ejemplo, mundo gravera.

Túneles de nidificación de Avión zapador. (Foto: Josu Arenaza)

Las explotaciones de áridos son, básicamente, vaciados del perfil topográfico que crean paisajes agujereados, con desmontes de mayor o menor dimensión. Pero excavan sobre el freático, por lo que afloran balsas de agua, y exponen taludes verticales dejando al descubierto estratos arenosos. Para una pequeña ave colonial como el avión zapador, conocida por su peculiar actividad tuneladora para la nidificación, esta combinación de elementos de origen artificial suministró hábitats alternativos a los naturales. Y la preadaptación de los aviones hizo el resto, hasta el punto de que hoy en día, en gran parte de Europa occidental -y desde luego en el País Vasco- estos hirundínidos ya sólo crían en graveras y contextos antrópicos puros y duros.  

¿Y qué supone para el avión zapador haberse convertido en prisionero de las graveras?  A mayor activación de obras públicas y demanda de materiales, mayor creación de hábitats disponibles. Curiosa paradoja: el desarrollismo económico como propulsor poblacional del avión. Pero antes fue necesario que el hábitat primigenio, los taludes labrados por la erosión fluvial y las crecidas estacionales, pasaran al inventario de los biotopos sólo estudiables mediante fotos en blanco y negro y mapas de la era pre-digital. Generaciones de esfuerzos colectivos dedicados a estabilizar tierras agrícolas y rectificar cauces han conseguido, por más que algunas inundaciones extraordinarias aún nos sorprendan, que la dinámica hidrológica y la ecología fluvial se parezcan, en la actualidad, tan sólo remotamente a las naturales. Para observar cómo funcionan los ríos vivos, desplazando su cauce serpenteante y modelando paisajes, hay que dirigirse, por ejemplo, a Europa oriental. El Tisza, que cruza la gran llanura húngara, cercena y retranquea anualmente la orilla cóncava de los meandros mientras deposita sedimento en la orilla convexa. Miles de parejas de avión zapador, una de las poblaciones más saludables del continente, lo celebran colonizando en masa los taludes renovados y fácilmente horadables.        

Pero los aviones y otros compañeros involuntariamente atados al mundo gravera, como los chorlitejos chicos o los abejarucos, podrían acabar, en una nueva y dramática vuelta de tuerca, viéndose envueltos en una trampa ecológica. Las claves comportamentales y sociales que utilizan para identificar hábitats apropiados les pueden llevar a una interpretación engañosa si, por ejemplo, la persistencia de un determinado talud o acopio depende de una decisión humana arbitraria, condicionada a necesidades empresariales en recintos mineros. En otra encrucijada ecológica, el oportunismo de que hacen gala los aviones zapadores deberá balancearse frente a presiones tan ajenas a la conservación del patrimonio natural como la demanda de áridos, la organización del espacio industrial o la pura comodidad –filias y fobias incluidas- del gestor. Por desgracia, el avión zapador es una especie difícil de monitorizar con fiabilidad si no se emplean técnicas de censo particulares, con lo que hay un riesgo real de advertir demasiado tarde, ya como vórtice demográfico, el efecto pernicioso de esa trampa. Y mientras los participantes en esta salida de principios de octubre rumiábamos tan elaboradas consideraciones, los aviones zapadores se encontraban en realidad a miles de kilómetros, quizá en el fabuloso delta del río Senegal, superada la hostil travesía del Sáhara.

La última paradoja. En el Día de las Aves, un corzo retó al grupo exhibiendo poderío, a la carrera directo hacia nuestra posición y esquivándonos a apenas 10 m de distancia. Sólo una elevada dosis de hormonas, alentada por peleas o ansias amorosas, explicaría tal demostración de inconsciencia. O quizá fue que, simplemente, un mamífero reivindicó su cuota de protagonismo en el mundo gravera.