Archivo de la categoría: Entomología

Visita a la microrreserva de mariposas de Lapoblación

Es difícil encontrar un recorrido, de apenas cinco kilómetros, donde se puedan ver tantas especies de mariposas diurnas y de tanto interés biológico. El monte Castillo de Lapoblación (León Dormido) alberga la microrreserva de mariposas de Lapoblación. Una figura de protección que permite proteger el entorno donde existen especies de mariposas de gran singularidad o con algún tipo de amenaza. En esta zona protegida podemos observar a lo largo del año, más de setenta y cinco especies de mariposas diurnas.

Salimos el domingo siete de julio, desde el aparcamiento del Seminario de Vitoria, a las nueve de la mañana un grupo de socios del IAN-ANI con dirección a Lapoblación, municipio de la Comunidad Foral de Navarra, situado a escasos cincuenta kilómetros de Vitoria-Gasteiz. Llegamos a las diez de la mañana al sitio convenido y allí se encontraban ya, o estaban a punto de hacerlo, otros participantes que venían de diferentes localidades alavesas: Amurrio, Antoñana y Moreda de Álava. En total una quincena de participantes con ganas de aprender sobre lepidópteros y pasar una mañana en la naturaleza.

Lugar donde estacionamos los vehículos a la llegada a Lapoblación (Foto: José Sebastián)

Brian nos entregó una lámina, editada por el Ayuntamiento de Lapoblación-Meano, donde estaban representadas la mayoría de mariposas diurnas que se pueden encontrar en el itinerario.

Baliza distintiva de la microrreserva (Foto: José Sebastián)

Comenzamos la visita desde la misma plaza del municipio, donde empieza un recorrido señalado por balizas distintivas de la microrreserva. Cogimos un sendero rural por el que pronto empezamos a ver distintas especies: Vanessa cardui, Melanargia lachesis (muy abundante), Brintesia circe y Ochlodes sylvanus.

Vanessa cardui (foto: José Sebastián)
Melanargia lachesis (foto: José Sebastián)
Brintesia circe (Foto: José Sebastián)
Ochlodes sylvanus (Foto: José Sebastián)

Salida de Odonatos fluviales cerca de Delika con Josean

Por fin llegó el verano y ese sábado de julio con su salida bienal de Odonatos que los asiduos esperamos con verdadera ilusión tras dos años oteando las aguas e intentando identificar caballitos del diablo y libélulas verdaderas, como nos ha enseñado Josean, claves en mano.  Algunos necesitábamos un repaso urgentemente.

Había además tres personas nuevas en el grupo de 15 que enfiló en Delika, por el camino del Infierno,  nombre del bar del lugar que pasamos alegremente, hacia el agua cercana. Hablábamos del tiempo, que resultaba fresquito, y del viento, que tan poco gusta a las libélulas, y mirábamos con ansiedad el cielo.  Josean nos empezó a explicar en un claro, con ayuda de varias tabletas y buenas fotos de las libélulas alavesas, lo que podíamos esperar ver y encontrar. En ello estábamos cuando se abrieron los cielos y comenzó el diluvio. Corrimos de regreso a refugiarnos en el Infierno, tan a mano y acogedor, donde seguimos con el cursillo, alrededor de un  café, haciendo incluso unos ejercicios de identificación muy entretenidos. Los nuevos salieron de allí preparados para los siguientes destinos.

Nos acercamos a la balsa de la Rondina, aprovechando que había escampado a mediodía, y allí bajo la Peña de la virgen de la Antigua y las montañas azules de la zona, entre Delika y Orduña,  revoloteaba el Anax imperator,  y buscando mucho y usando el cazamariposas pudimos observar de muy cerca otros tres géneros: Coenagrion scitulum,  Ischnura graellsii y Platycnemis latipes.

Josean nos llevó a comer a un rincón muy especial y adecuado par ver Odonatos: la fuente de la teta. Había merendero, fuente  y riachuelo además de un precioso estanque donde se reflejaban los grandes árboles.  Allí fue donde vimos el Calopteryx virgo, ya que la salida estaba centrada en los Odonatos fluviales y este caballito del diablo es grande y de una belleza espectacular. Sólo había un ejemplar porque el tiempo estaba fresquito, pero empiezo a sospechar que Josean les silba y vienen… También aparecieron  Coenagrium mercuriale,

que es además raro, Ceriagrion tenellum y larvas de Libelula depressa.

Para terminar ya en Vitoria, nos acercamos a las charcas de Zabalgana donde avistamos Lestes sponsa y Sympetrum meridonale.

Sin duda, tras este estímulo, los participantes mantendremos los ojos abiertos a estas fascinantes criaturas en los días cálidos del verano,  cuyas costumbres y peculiaridades no dejan de interesarnos y ya sabemos como se las gastan a la hora de aparearse.

Texto y fotos: Carolina Larrosa

ORTOPTEROIDES

El viernes 19 de septiembre se impartió en la sede del IAN una charla introductoria a los distintos órdenes de insectos ortopteroides presentes en la Península Ibérica, explicándose las principales características biológicas de las tijeretas, tejedores, cucarachas, termitas, mantis religiosas, insectos palos, grillos y saltamontes.

Al día siguiente se realizó una excursión al barranco de los Goros en Hueto Arriba para poder observar algunas especies. Los días anteriores habían sido muy lluviosos y relativamente fríos, lo que amenazaba la realización de la excursión, pero esa mañana dio tregua y, además de no llover, por momentos llegó a lucir brevemente el sol. Se detectaron un total de 17 especies de insectos ortopteroides, que se listan a continuación:

MANTIS
Mantis religiosa

GRILLOS DE MONTE
Tettigonia viridissima
Ephippiger ephippiger

GRILLOS
Gryllus campestris
Eumodicogryllus bordigalensis
Nemobius sylvestris

SALTAMONTES
Tetrix undulata
Calliptamus barbarus
Aiolopus strepens
Oedipoda caerulescens
Oedipoda caerulea
Sphingonotus caerulans
Chorthippus binotatus
Chorthippus vagans (ver foto)
Omocestus panteli
Euchorthippus elegantulus
Dociostaurus jagoi

De las dos especies de grillos de monte sólo pudieron oírse brevemente sus cantos en la cima de los árboles. También pudieron escucharse Nemobius sylvestris y Chorthippus vagans. De los grillos Gryllus campestres y Eumodicogryllus bordigalensis se encontraron ninfas refugiadas bajo las piedras.

Texto y foto: Miguel Ángel Domingo