Minimaratón Ornitológico a Pie

Un año más llevamos a cabo esta actividad, que consiste en la detección, por la vista o el oído, del mayor número posible de especies de aves. Debido a las restricciones derivadas de la COVID, el grupo hubo de ser limitado a seis personas que, tras haber dejado un coche en el aparcamiento de Salburua en Arkaute, iniciamos nuestra marcha sobre las ocho de la mañana en la fuente de Orgazi, al sureste de la localidad de Aberasturi.

Comenzamos a anotar las primeras especies propias del mosaico de cultivos, bosquetes y setos de esta zona de la Llanada Alavesa cuando una gran ave negra sobrevuela nuestras cabezas para ir a posarse en un rodal de pinos cercano. ¡Un picamaderos negro! Una temprana adición a nuestra lista que nos da una inesperada alegría en esta primera parte del itinerario. Con dieciséis especies llegamos a las balsas de Aberasturi, en las que se suman las primeras especies acuáticas: somormujo lavanco, zampullín común y ánade azulón, y la primera rapaz: busardo ratonero.

De las balsas remontamos el barranco de Ortauri por las laderas de los Montes de Vitoria y, rodeando la cima del Mendigurena, bajamos entre hayas y robles a Ullibarri de los Olleros. Esta ruta por los bosques de la zona nos permite ir detectando la mayor parte de las aves forestales que buscamos, incluyendo las cinco especies de páridos. También dos picamaderos negros tamborileando a la vez, que, aunque al haber visto ya la especie no suman en el listado, resuenan de manera espectacular en estos magníficos bosques. Llegamos a Ullibarri con 34 especies y en el pueblo sumamos las aves propias de núcleos habitados, como el avión común, los gorriones común y chillón, la lavandera blanca o el colirrojo tizón.

De Ullibarri tomamos el camino que entre campos de cultivo se dirige a Monasterioguren y, tras anotar la especie número 50 (un acentor común cantando en un ribazo cubierto de matorral), tenemos la oportunidad de disfrutar largo rato del lance de caza de un águila calzada y su posterior enfrentamiento en vuelo con un macho de aguilucho pálido. Tras este momento estrella del día, giramos hacia el sur para recorrer los jóvenes quejigales de los cerros que separan las cuencas de los ríos Errekaleor y Santo Tomás. Aquí añadimos escribano cerillo, mosquitero papialbo y zorzal charlo, y bajamos a la balsa de Otazu, donde un solitario macho de ánade friso hace la especie 55.

Cerca ya el final de la ruta, atravesamos el pueblo de Arkaia para, cruzando por debajo de las vías del tren junto al río Santo Tomás, encaminarnos a Arkaute y a las balsas de Salburua. Llegamos a los humedales con 62 especies y en los setos de la entrada un bando de mitos aumenta la lista. Ya en el observatorio de Los Fresnos la riqueza en aves acuáticas de Salburua hace subir rápidamente la cuenta: cuatro nuevas especies de anátidas, tres de limícolas, garzas reales e imperiales, garcetas comunes, espátulas, carriceros, etc. etc.

Un aguilucho lagunero de camino a Las Zumas es la última especie nueva, y aquí se detiene la lista porque el observatorio no añade ninguna nueva. Así que a media tarde finaliza la actividad y los conductores nos dirigimos a recuperar los coches que habíamos dejado en Aberasturi. El número total de especies observadas es nada menos que 81, el mayor registrado en los cuatro años que llevamos organizando esta actividad. El buen tiempo, los paisajes recorridos, la variedad de aves observadas y la estupenda compañía hacen que estemos ya pensando en repetir el año próximo. Seguiremos así descubriendo la gran variedad de aves que acogen los hábitats de nuestro entorno más cercano, y aprendiendo cómo identificarlas cada vez con mayor seguridad.

Lista de especies observadas

1 Cuco común
2 Mirlo común
3 Arrendajo euroasiático
4 Verderón común
5 Curruca capirotada
6 Pinzón vulgar
7 Chochín paleártico
8 Escribano soteño
9 Picamaderos negro
10 Mosquitero ibérico
11 Pico picapinos
12 Petirrojo europeo
13 Agateador europeo
14 Vencejo común
15 Reyezuelo listado
16 Curruca mosquitera
17 Somormujo lavanco
18 Zampullín común
19 Busardo ratonero
20 Ánade azulón
21 Cuervo grande
22 Jilguero europeo
23 Pito real ibérico
24 Paloma torcaz
25 Zarcero políglota
26 Carbonero garrapinos
27 Trepador azul
28 Carbonero común
29 Zorzal común
30 Buitre leonado
31 Herrerillo capuchino
32 Carbonero palustre
33 Herrerillo común
34 Milano negro
35 Avión común
36 Cernícalo vulgar
37 Corneja negra
38 Tarabilla común
39 Gorrión chillón
40 Gorrión común
41 Lavandera blanca
42 Colirrojo tizón
43 Urraca común
44 Serín verdecillo
45 Pardillo común
46 Aguilucho pálido
47 Golondrina común
48 Lavandera boyera
49 Escribano triguero
50 Acentor común
51 Águila calzada
52 Escribano cerillo
53 Mosquitero papialbo
54 Zorzal charlo
55 Ánade friso
56 Ruiseñor común
57 Milano real
58 Estornino negro
59 Paloma doméstica
60 Garceta común
61 Cigüeña blanca
62 Cetia ruiseñor
63 Mito común
64 Carricero tordal
65 Carricero común
66 Ánsar común
67 Porrón europeo
68 Focha común
69 Gallineta común
70 Cuchara común
71 Porrón moñudo
72 Espátula común
73 Cigüeñuela común
74 Chorlitejo chico
75 Garza real
76 Garceta grande
77 Gaviota patiamarilla
78 Archibebe común
79 Cistícola buitrón
80 Garza imperial
81 Aguilucho lagunero

Fotos: Luís Alija

Ánsar común (66)
Tarabilla común (38)
Serín verdecillo (44)
Mosquitero ibérico (10)
Milano negro (34)
Gorrión chillón (39)
Colirrojo tizón (42)
Carricero tordal (64)
Aguilucho pálido (46) y águila calzada (51)

Alegaciones a las centrales eólicas de Arkamo e Iturrieta

Nota de Prensa

Tanto la Sierra de Arkamo como los Montes de Iturrieta son Zonas Especiales de Conservación (ZECs) y están incluidas en la red Europea de Espacios Protegidos NATURA 2000. Su excepcional riqueza faunística, botánica y paisajística, justifica su protección a nivel europeo como lo recogen sus planes de gestión. Estos mismos planes excluyen la instalación de centrales eólicas en el interior de las ZECs como medida fundamental para garantizar la preservación de estos valores. Pese a que ello debería ser motivo suficiente para que no se llegasen ni siquiera a plantear este tipo de proyectos, se están tramitando sendas centrales eólicas en ambos espacios,  promovidas por la empresa Aixeindar (participada por el Ente Vasco de la Energía e Iberdrola…

Ver alegación completa para Sierra de Arkamo

Ver alegación completa para Montes de Iturrieta

Viejos proyectos eólicos

Se han retomado en 2021 dos viejos proyectos eólicos de hace 25 años, pero a diferencia de entonces, las aspas de los  aerogeneradores se elevarán a una altura de 200 m sobre el suelo, lo que supone la construcción humana más alta de Álava (las torres de Salburua tienen 73 m, la longitud de una de las palas). Como se puede suponer el impacto visual de semejantes estructuras sobre el perfil de las sierras alavesas es incompatible con la calidad del paisaje, pero por otro lado, su instalación implica una enorme obra civil con pistas de acceso, tendidos eléctricos, plataformas y subestaciones transformadoras.

Zonas Especiales de Conservación

Los valores naturales de estas dos sierras, que justifican su  declaración de ZECs, también se verán irreversiblemente afectados. Es el caso por ejemplo de la presencia de especies vegetales endémicas, como la Arenaria vitoriana cuyo hábitat se deteriorará gravemente, o de las aves rapaces y murciélagos que no pueden evitar colisionar con las enormes aspas. Entre las primeras destaca por su frágil estado de conservación el alimoche que nidifica en la proximidad de los aerogeneradores, o el águila perdicera cuya conservación en la zona ha sido objeto de varios proyectos “Life” europeos durante los últimos 20 años. A estos efectos habría que sumar la pérdida global de hábitat para éstas y otras especies como
resultado de la previsible acumulación de proyectos eólicos en las montañas alavesas.

Posicionamiento de exclusión

El IAN-ANI es favorable a una transición energética hacia un modelo en que las energías renovables cobren un papel preponderante. Pero este proceso no debe de justificar un “aquí vale todo”, y al desarrollo de estas energías debe exigirse el mismo respeto a la conservación de la naturaleza y a la ordenación del territorio que a cualquier otra actividad humana. Este posicionamiento de exclusión de las grandes centrales de renovables de los Espacios Naturales Protegidos es coincidente con lo planteado por las principales entidades ecologistas y de conservación de la naturaleza del Estado, como Greenpeace, SEO- Birdlife o ADENA/WWF.

Puedes descargar desde aquí la Nota de prensa enviada a los diferentes medios.

Recreación realista del aspecto de la Sierra de Arkamo tras la instalación de los aerogeneradores.
Recreación realista del aspecto del Monte Santa Elena, en la Sierra de Iturrieta, tras la instalación de los aerogeneradores.
Relación de tamaños entre algunos edificios de Vitoria-Gasteiz y los aerogeneradores.

Reconocimiento a la Junta Directiva saliente del IAN-ANI.

El pasado 7 de Mayo y en pequeño grupo debido a las limitaciones de reunión, celebramos un sencillo acto de reconocimiento al trabajo efectuado por la Junta directiva saliente. Acudieron los homenajeados Brian Webster, como presidente, Teresa Ruipérez, como secretaria y María José Bandrés, en representación de Félix Garaikoetxea, nuestro tesorero.

Con este sencillo acto quisimos agradecer la gran tarea ejercida en la dirección del I.A.N-A.N.I., y aunque estuvimos unos pocos, lo hicimos en representación de toda la asociación.

Gracias desde aquí e intentaremos seguir manteniendo el espíritu que tan bien habéis encarnado durante estos últimos años.

Un abrazo.

De izquierda a derecha: Mª José Bandrés (en representación de Félix Garakoietxea), Teresa Ruipérez, Brian Webster.
Brian Webster, nuestro presidente.

Teresa Ruipérez, nuestra secretaria.

María José Bandrés, en representación de Félix Garaikoetxea, nuestro tesorero.

 

El Instituto Alavés de la Naturaleza-Arabako Natur Institutua (IAN-ANI) es una asociación cultural y científica, de carácter no lucrativo cuyos fines son: El estudio y conocimiento del medio natural;La divulgación de sus conocimientos y resultados de las investigaciones realizadas; La protección y conservación del patrimonio natural.