Archivo de la categoría: Destacamos

Excursión Liquenológica a Santa Catalina

Con pesimistas augurios climatológicos, pero con voluntad inquebrantable, todos los participantes previstos (Mª Eugenia, Fernando, Juan Carlos, Miren, Carmen, Brian, Arrate, Mikel y un servidor) nos reunimos en el aparcamiento del seminario a las 9.

Tras los saludos, menos afectuosos que en ocasiones anteriores, dadas las circunstancias y enmascarados como es debido, comenzamos dando un repaso (condensado) a la biología de los líquenes, cuando nos pareció que la cosa quedaba más o menos clara nos desplazamos hasta el jardín de Santa Catalina.

Physcia sp.
Fulgensia fulgens

El objetivo era reconocer los diferentes biotipos y encontrar ejemplos de cada uno de ellos. En las proximidades del aparcamiento y en un área relativamente pequeña (y sin barro) identificamos los siguientes:

Epifitos.-
Crustaceos:

  • Lecanora s.p.
  • Caloplaca ferruginea

Foliáceos:

  • Physcia aipolia
  • Xanthoria parietina
  • Physcia ascendens
  • Anaptychia ciliaris
  • Parmelia acetabulum

Fruticulosos:

  • Ramalina fastigiata

Terrícolas, muscícolas, saxícolas.-
Crustáceos:

  • Placynthium nigrum

Escuamulosos:

  • Squamarina crassa
  • Toninia diffracta
  • Fulgensia fulgens
  • Psora decipiens

Gelatinosos:

  • Lathagrium cristatum.

Dimórficos:

  • Cladonia pyxidata
  • Cladonia convoluta
  • Cladonia rangiformis

Foliáceos:

  • Peltigera rufescens

Continuamos dando un paseo hasta que nos pareció suficiente y bajamos hasta Trespuentes donde observamos la complejidad de las comunidades saxícolas sobre substrato calcáreo y sobre mortero en las mesas del merendero.

Por último, nos tomamos un vinito en Hueto Arriba y volvimos a Vitoria.

Nos pareció muy interesante el tema y por sugerencia de Fernando quedamos en organizar una pequeña sesión para dar a conocer la sección Liquenoteca del Herbario Digital.

2ª Salida de Setas 2020

Con pocas esperanzas de ver hongos, debido a la falta de lluvias en este mes de septiembre, hemos partido de Vitoria Maite, Iñaki, Manuel, Juan Pedro, Flor, Arrate, Begoña y yo, hacia el hayedo de Montoria.

Al llegar hemos visto que ayer descargaron las nubes buena cantidad de agua lo cual no ha ilusionado para jornadas venideras, una Ganoderma applanatum ha sido la primera en recibirnos acompañada de rusulas, sclerodermas, marasmius y otros que después señalaremos, en el camino hemos tenido que sortear charcos y una congregación de salamandras las cuales nos han proporcionado un verdadero espectáculo.

Russula emetica
Xylaria hypoxylon
Trechispora vaga
Trametes hirsuta

La mañana seguía ofreciéndonos más hongos y algunos chaparrones que valientemente hemos aguantado, por lo menos hemos podido almorzar en una tregua que la naturaleza nos ha ofrecido.

Pholiota jahnii

Manuel, buen rastreador ha encontrado una Pholiota jahnii que es poco frecuente, mientras el resto aguantábamos otro chaparrón que nos ha acompañado sin tregua hasta el final de la jornada.

Mycena sp
Hymenopelis radicata
Calocera cornea
Bertia moriformis

Así mojados pero contentos, hemos vuelto a nuestros hogares con la ilusión de que en la próxima salida podamos disfrutar de un ambiente favorable para la determinación de más especies dadas las previsiones de lluvias para estos días.

Especies avistadas :

  • Russula delica
  • Trechispora vaga
  • Ganoderma applanatum
  • Hygrophorus sp
  • Marasmius rotula
  • Bertia moriformis
  • Pleurotus pulmonarius
  • Trametes hirsuta
  • Calocera cornea
  • Mycena sp.
  • Xylaria hypoxylon
  • Mucidula mucida
  • Scleroderma verrucosum
  • Pholiota jahnii
  • Russula emetica
  • Hymenopellis radicata
  • Gymnopus dryophilus
  • Megacollybia platyphylla

Fotos hechas por: Iñaki, Begoña, Manuel y Arrate.

IZKI NATURALEZA Y CULTURA 2

El pasado 12 de septiembre pudimos llevar a cabo una salida a la naturaleza con la gente del IAN, del que formo parte. Este año el famoso virus nos condiciona en casi todo y también puso su granito de arena en esta ruta, dado que nos obligó a limitar el cupo de participantes a 10 personas.

En cualquier caso, el sábado por la mañana estábamos en Markinez Rocío, Maite, Iñaki, Flor, Remedios, Elena, Javi, Miren y Andoni. Hubo una baja a última hora. Subimos el primer repecho -y también el más duro- con las fuerzas intactas y la ilusión de toda la mañana por delante.

En cuanto llegamos al Alto de las Raposeras ya nos percibimos de que nos hallábamos en un terreno muy diferente a lo que entendemos casi todos como Izki: el marojal de Quercus pyrenaica, árbol omnipresente y dueño y señor en la cubeta arenosa. En efecto, aquel día nos tocaba visitar un terreno mucho más desarbolado, de altos rasos y páramos, tomillares y pequeñas encinas sacudidas por el viento y golpeadas por el sol.