Salida Extraordinaria del HDXA: Narcissus de Otoño y CHENOPODIACEAE de Levante

Día 20: Salió el sol por Antequera.

Nos despedimos temprano y con pena de Joanito y Las Negras. El día estaba oscuro y lluvioso, sobre todo para mí porque había roto las gafas al sentarme en ellas y llevaba las de sol para ver algo. La lluvia era constante, pero al pasar por Nerja, repostamos enfrente de una óptica y aproveché para comprar una nueva montura. Seguía oscuro, pero al menos ya veía más claro el tema. A media mañana y como no paraba la lluvia,  paramos nosotros en un bar para almorzar y, al terminar, en perfecta sincronía terminó también ella y, en el horizonte veíamos clarear sobre la Sierra de Camarolos, justo adonde nos dirigíamos. Más animados, llegamos a la sierra y paramos en la carretera, al lado del cortijo San Isidro. Confiando en otras citas más exactas, cambiamos de tercio y nos adentramos en el barranco de Guadalmedina, cerrado y escabroso. Tras dura lucha con la vegetación, el terreno resbaladizo y las zarzas, llegamos a los pies de la sierra y, ya con praderas mas limpias vimos el Crocus serotinus y la Carlina gummifera, pero ni rastro de N. obsoletus, nuestro principal objetivo del día en su única localidad peninsular.Por lo menos no llovía. Un poco mohínos, volvimos a parar en el cortijo inicial y, en 10 minutos, aleluya( ¡que suerte la suya!) el N. obsoletus y, de regalo, el curioso Biarum arundanum y con tal alegria, partimos hacia la Venta de la Yedra, cercana a Antequera. Opípara cena y a dormir ya que nos esperaba otra buena tirada hasta Chiclana de la Frontera.

Un comentario sobre “Salida Extraordinaria del HDXA: Narcissus de Otoño y CHENOPODIACEAE de Levante”

  1. ¡Qué viaje, que fotos y qué plantas! La crónica me ha encantado, Juan Pedro. Y esa gente que sale en ella. Es también mi gente. Lo sois. Un abrazo de narcisos y paisajes.

    Carolina Larrosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *